Alteraciones hormonales que afectan el deseo sexual

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Una de las manifestaciones clínicas más comunes de los trastornos hormonales es la alteración del deseo sexual.

Tanto si se trata del diagnóstico principal o secundario a otra patología.

Se estima que entre el 5 y el 10 por ciento de las disfunciones sexuales son causadas generalmente por factores hormonales.

También te puede interesar: Pellets de testosterona contra los trastornos hormonales

Las alteraciones hormonales que afectan el deseo sexual encontradas con más frecuencia son: 

Hipogonadismo

Hace referencia a un síndrome clínico ocasionado por la deficiente producción de hormonas esteroideas por parte de una insuficiencia ovárica, o debido a la disfunción secundaria del eje hipotálamo-hipófisis-gonadal.

Hipopituitarismo

El hipopituitarismo (insuficiencia hipofisaria) se debe a una menor actividad de la hipófisis que da lugar a la carencia de una o de más hormonas hipofisarias. Es poco común y puede ser consecuencia de varios factores, como determinados trastornos inflamatorios, un tumor hipofisario o un aporte insuficiente de sangre a la hipófisis.

Hiperprolactinemia

Es un exceso de prolactina en sangre. La prolactina es una hormona producida en la hipófisis o pituitaria y es la encargada de controlar la producción de leche y de frenar la acción de las hormonas sexuales, tanto femeninas (estrógenos) como masculinas (andrógenos).

Alteraciones tiroideas

Por ejemplo bocio (agrandamiento de la tiroides), hipertiroidismo (una producción en exceso de la hormona tiroidea), hipotiroidismo (producción insuficiente), nódulos (bultos en la tiroides) o tiroiditis: hinchazón de la tiroides.

Según estudios clínicos, de todas las anteriores, el hipogonadismo es la causa hormonal más frecuente de disfunción, representando 2/3 del total, mientras que el resto está distribuido entre hipopituitarismo e hiperprolactinemia. El hallazgo de hipofunción tiroidea fue marginal.

Efectos en el orgasmo

Se calcula que las enfermedades endocrino-metabólicas como la diabetes mellitus inciden en un 5% en trastornos del orgasmo.

El déficit de testosterona y las alteraciones suprarrenales o tiroideas pueden afectar el orgasmo. Al igual que las enfermedades graves o debilitantes como el cáncer de mama (mastectomía), cáncer de útero (histerectomía) e insuficiencia renal.

Ante la presencia de deseo sexual inhibido, se recomienda una evaluación endocrinológica profunda para obtener un perfil hormonal (comprendido básicamente por testosterona, prolactina, LH y hormonas tiroideas). 

También te puede interesar:

Comparte este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

¡Inscríbete!

RECIBE 10% DE DESCUENTO POR PRONTO PAGO

No pierdas la oportunidad de entrenarte junto a los mejores profesionales de la Ginecología Estética. Solamente son 10 participantes y  la oferta pronto pago finalizan en:

Días
Horas
Minutos

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.