fbpx

Atrofia vulvo-vaginal- Tratamientos no hormonales – Parte 1

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

Evitar y corregir la atrofia vulvo-vaginal no solo es importante por razones sexuales, es parte fundamental de la salud integral de la mujer e incide directamente en la calidad de vida que nuestras pacientes puedan gozar a lo largo de sus distintas etapas, sin alteraciones de orden físico, personal, social o sentimental.

¿Qué es la atrofia vulvo-vaginal?

Pero, ¿qué entendemos por salud vaginal? Es el estado de la vagina que mantiene las condiciones fisiológicas adecuadas a la evolución de la edad de la mujer, que no produce sintomatología local y permite una vida sexual satisfactoria.

Cuando estas condiciones no se presentan, nos enfrentamos a lo que se denomina atrofia vulvo-vaginal, originada en un déficit de estrógenos causante de sintomatología como disconfort, ardor, quemazón o dispareunia.

Según estudios, más del 40% de las mujeres con menopausia sufren de síntomas de atrofia vaginal y de ellas solo un 25% recibe atención médica. Se estima que apenas un 19% de los profesionales preguntan sobre la salud sexual de la mujer.

La buena noticia es que hoy existen más opciones de tratamientos no hormonales, los cuales representan una alternativa para muchas mujeres sensibles a los tratamientos de reemplazamiento hormonal que, además, no todos los médicos ofrecen.

Dentro de los principales podemos citar: plasma rico en plaquetas con factores de crecimiento, células madre del tejido adiposo, ácido hialurónico y equipos basados en energía (láser, radiofrecuencia y Hifu).

Cada uno tiene sus alcances y beneficios, con evidencia científica que respalda la eficacia, seguridad y durabilidad de los resultados.

Si bien no son mutuamente excluyentes (se pueden combinar) existen casos documentados de éxito a nivel de monoterapia.

De ahí la importancia de conocerlos y considerarlos como una opción viable, eficaz y segura para muchas mujeres víctimas de algún grado de atrofia, ya sea por motivos de edad u otras condiciones especiales.

¿En qué consiste cada uno de ellos? ¿Cuáles son sus alcances y beneficios? De este tema hablaremos en un próximo artículo sobre tratamientos no hormonales para la atrofia vaginal.

Fuente: Dra. Maryory Gómez Cárdenas. Ginecólogo obstetra. Especialista en Ginecoestética, Láser Ginecológico y Medicina Regenerativa. Webinar sobre tratamientos no hormonales para la atrofia vaginal.

Comparte este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

¡Inscríbete!

RECIBE 10% DE DESCUENTO POR PRONTO PAGO

No pierdas la oportunidad de entrenarte junto a los mejores profesionales de la Ginecología Estética. Solamente son 10 participantes y  la oferta pronto pago finalizan en:

Días
Horas
Minutos

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.