Ginecoestética láser

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

La ginecoestética láser es una especialidad en constante evolución.

Hoy es considerado un campo revolucionario que ha venido a mejorar la calidad de vida de las mujeres, tanto a nivel estético como funcional.

Sus inicios se remontan a los años 80 cuando el láser CO2 se utilizaba en procedimientos de laparoscopia y en la realización de cono–biopsia en las patologías de cuello uterino.

En sus inicios, varios factores atentaron contra su uso frecuente: el alto costo, la limitada oferta por parte de los proveedores y una mayor curva de aprendizaje para los médicos.

Si bien en los años posteriores no desapareció del todo, no fue sino hasta el inicio del nuevo milenio que el Dr. David Matlock consiguió mejoras importantes en el área vaginal, utilizando el láser de diodo.

A partir de ese momento, reaparece con más fuerza el láser ginecológico, marcando a su vez el auge de la ginecoestética láser.

El objetivo primordial de la ginecoestética láser es atender las molestias o cambios que se presentan en el área genital de la mujer, ocasionados por factores genéticos, embarazo, edad o diversas patologías vulvares.

Ventajas de la ginecoestética láser

La ginecoestética láser amplía el abanico de alternativas para las pacientes.

Por ejemplo, tratamientos en patologías del tracto genital inferior y procedimientos en consultorio para patologías comunes, como incontinencia urinaria de esfuerzo leve, sequedad vaginal e hiperlaxitud vaginal, entre otras.

Muchas de ellas, anteriormente, no se les daba la importancia que merecían o no existía un conocimiento suficiente sobre las bondades del láser para combatirlas.

El láser ginecológico viene, entonces, a posicionarse como una alternativa para tratar la salud integral de la mujer.

Tanto en las patologías a tratar, como en la respuesta de la paciente durante y después de la intervención, los resultados obtenidos con el uso del láser son notables.

La mayoría de pacientes refieren un post-tratamiento más tranquilo, sin dolor y con menores tiempos de recuperación.

Asimismo, reportan una excelente cicatrización y una incorporación más temprana a sus actividades cotidianas.

Procedimientos disponibles

Tensado vaginal:

 Es un procedimiento médico no quirúrgico (no invasivo) que utiliza un láser de CO2, para la contracción y tensado del canal vaginal, y así crear una disminución en su diámetro. Ideal para combatir el síndrome de laxitud o relajación vaginal, causado por los partos, las variaciones de peso, alteración del colágeno y elastina de la piel, el envejecimiento natural y la disminución de los niveles hormonales de estrógeno.

 Labioplastia de reducción:

La hipertrofia de labios menores ocurre cuando estos presentan un aspecto demasiado gruesos, largos o asimétricos, provocando molestias durante las relaciones sexuales, la higiene íntima o la práctica de ciertos deportes.  La labioplastia ha ido evolucionando con el paso de los años, incorporando técnicas y herramientas más efectivas e indoloras a base de láser. Las principales son las técnicas de Z-plastia, desepitelización, Trim y Wedge o en “V”.

Síndrome genitourinario de la menopausia (SGM):

El láser fraccionado de CO2 es una opción terapéutica no hormonal efectiva, sencilla, bien tolerada y sin efectos adversos, para el tratamiento del SGM. El efecto térmico del láser activa las Heat Shock Proteins (HSP) que estimulan a los fibroblastos (células clave), que producirán colágeno maduro y nuevas fibras elásticas, incrementando la angiogénesis, el flujo vascular, así como la permeabilidad, grosor y trofismo funcional de la mucosa vaginal.

Perineoplastia:

La perineoplastia con láser es la intervención quirúrgica realizada con el objetivo de rejuvenecer y fortalecer el perineo afectado, sea por desgarros, laceraciones importantes o incluso por la presencia de frenillo que puede ocasionar dolor. Consiste en retirar el exceso de piel en el área y reposicionar los músculos que han sido seccionados por la episiotomía. Esta intervención refuerza y mejora las retracciones que puedan generar las cicatrices en la entrada de la vagina para devolverle la funcionalidad al periné.

Blanqueamiento genital:

Es un procedimiento rápido, eficaz, indoloro y con fines estéticos. Busca aclarar la pigmentación oscura de la piel alrededor de la zona anal y de los genitales externos. Así se consigue un progresivo blanqueamiento de la vulva, dándole un tono más rosado propio de los genitales jóvenes. Se hace a través de sesiones de peeling y láser en el área vulvar o anal, cada una con una duración aproximada de 20 minutos.

Plastia de capuchón de clítoris:

Se hace necesaria cuando la piel redundante en el área del capuchón llega a cubrir completamente el glande del clítoris, lo que puede provocar poca satisfacción o retardo en llegar al orgasmo clitorideo. Casi siempre se realiza en conjunto con la labioplastia de labios menores. Así se logra una mejor armonización de la vulva, evitando tener que hacer una segunda intervención para restaurar las variaciones morfológicas del capuchón.

Incontinencia Urinaria de Esfuerzo (IUE): Este es un problema que afecta a una de cada tres mujeres. Una solución efectiva, indolora y rápida es el thermoablative fractional CO2 laser (TACO2L).  Se ha comprobado su eficiencia y seguridad para conseguir cambios histológicos significativos relacionados con la restauración trófica de la vagina, responsables de los mecanismos extrínsecos e intrínsecos implicados en la continencia urinaria.

Otros tratamientos: Colpoperineoplastia con Láser, Hoodoplastia asistida con Láser, Modelado de Monte de Venus, Lifting de labios mayores asistido con láser, Infección por HPV (Condiloma), Liquen escleroso, Molusco contagioso, Quiste de Bartholino

Beneficios de la ginecoestética láser para la mujer

 Entre los beneficios de la ginecoestética láser más relevantes podemos citar:

  •  Mejora la autoestima de las mujeres.
  • Aumenta la capacidad de disfrute de las relaciones sexuales y fortalece el vínculo afectivo con su pareja y círculo social.
  • Disminución de riesgos de infecciones vaginales.
  • Aumento el nivel del deseo sexual y mejora la respuesta orgásmica (principalmente después de un tensado vaginal o vaginoplastia).
  • Propicia un cambio en la conducta de las mujeres. Ya no se quedan calladas u ocultan sus síntomas por vergüenza o temor. Al contrario, comienzan a consultar más y a expresar su inconformidad o molestia.

Más allá de un asunto visual o de vanidad, la ginecoestética láser se ha encargado de brindar la calidad de vida y el bienestar que las mujeres merecen.

Si quieres especializarte en tratamientos de ginecoestética láser, puedes inscribirte en el curso internacional de  Láser en Patologías de Tracto Genital Inferior y Ginecología Estética – Funcional 

Comparte este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
Bases Físicas del Láser
Descarga Gratuita

E-book Bases Físicas del Láser

Una guía completa para comprender la ciencia detrás de la herramienta y sus aplicaciones

¡Inscríbete!

RECIBE 10% DE DESCUENTO POR PRONTO PAGO

No pierdas la oportunidad de entrenarte junto a los mejores profesionales de la Ginecología Estética. Solamente son 10 participantes y  la oferta pronto pago finalizan en:

Días
Horas
Minutos

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.