Imagen corporal y sexualidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

¿Qué es la imagen corporal y cómo esta se relaciona con la sexualidad?

 A esta pregunta intentaremos responder en este nuevo artículo, no sin antes, definir primero ambos conceptos por separado.

 La imagen corporal:

La imagen corporal se refiere a cómo nos sentimos físicamente y nuestra percepción sobre la forma como los demás nos ven.

Algunas personas se sienten muy bien con sus cuerpos y otras no e incluso pueden presentar diferencias importantes entre lo que piensan sobre sus cuerpos y su apariencia verdadera.

Por ejemplo, una persona que padece anorexia puede estar muy delgada, pero, al mirarse en el espejo, se ve con mucho más peso del que realmente tiene.

La sexualidad:

La sexualidad es un aspecto fundamental de quienes somos. Frecuentemente se define como la orientación sexual de la persona: heterosexual, homosexual, bisexual, etc.

Pero es un concepto mucho más amplio que abarca la salud sexual, nuestro comportamiento en las relaciones amistosas o románticas, la forma de interactuar con hombres y mujeres, la manera como nos sentimos con nuestros cuerpos y el entendimiento de quiénes somos sexualmente.

La sexualidad también se ve influenciada por nuestra cultura y valores éticos, espirituales o morales.

Relación imagen corporal y sexualidad

Claros en la definición y alcance de ambos conceptos, encontremos el punto de conexión.

Como decíamos más arriba, la sexualidad tiene que ver con cómo nos sentimos con nuestros cuerpos.

Por ello, podríamos decir que la imagen corporal es un componente importante de la sexualidad.

La manera en que percibimos nuestros cuerpos ejerce, consciente o inconscientemente, una gran influencia sobre nosotros, incluyendo las decisiones que tomamos.

Las personas que perciben sus cuerpos de forma negativa a veces toman decisiones sexuales no saludables y viceversa.

Además, una imagen negativa, inhibe la experiencia y la función sexual. En el caso de la mujer podría sentirse menos femenina y sexualmente no tan atractiva.

En diagnósticos de dispareunia, la mujer puede llegar a evaluar mal sus genitales, al asociarlos con dolor y un mal funcionamiento, reduciendo los deseos de exploración o estimulación y provocando ansiedad.

 En consecuencia, se ve alterada la imagen corporal y por ende, la sexualidad, dos conceptos diferentes, pero íntimamente relacionados. 

También te puede interesar:

Herramientas para medir la respuesta sexual femenina

El Doppler del Clítoris, un prometedor aliado contra la disfunción sexual femenina

Tratamiento biológico para la reactivación de la sensibilidad clitorideana

Comparte este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

¡Inscríbete!

RECIBE 10% DE DESCUENTO POR PRONTO PAGO

No pierdas la oportunidad de entrenarte junto a los mejores profesionales de la Ginecología Estética. Solamente son 10 participantes y  la oferta pronto pago finalizan en:

Días
Horas
Minutos

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.