El tensado vaginal con láser

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

La amplitud vaginal, flacidez y poca fricción durante las relaciones sexuales puede provocar que estas no sean satisfactorias o que se retrase la llegada del orgasmo.

Es lo que se denomina médicamente como síndrome de hiperlaxitud o relajación vaginal.

Casi siempre obedece a los partos, las variaciones de peso, alteración del colágeno y elastina de la piel, el envejecimiento natural y la disminución de los niveles hormonales de estrógeno.

Cierto grado de descenso y relajación de la pared vaginal es considerado normal en la gran mayoría de las mujeres, siendo más frecuente en mujeres de mayor edad.

También te puede interesar: El láser fraccionado de CO2 como tratamiento del SGM

Pero cuando causa molestia, discomfort sexual o afecta la relación de pareja se puede optar por la alternativa del tensado vaginal.

Incluso está indicado para aquellas mujeres que han sido sometidas a histerectomías y suelen sentir como un vacío en el fondo de su vagina.

Se trata de un procedimiento médico no quirúrgico (no invasivo) que utiliza un láser de CO2, para la contracción y tensado del canal vaginal, y así crear una disminución en su diámetro.

Lo que ocasiona es una retracción de la mucosa con el fin de disminuir su diámetro, así como la estimulación del colágeno y la elastina, favoreciendo el trofismo de la mucosa vaginal y aportando un efecto de rejuvenecimiento.

En consecuencia, mejora la calidad de vida sexual mediante el efecto tensor en las paredes vaginales, reforzando y mejorando el sostén.

También te puede interesar: La disfunción orgásmica y sus efectos en la salud sexual

Otros beneficios importantes asociados es que corrige la incontinencia urinaria –  especialmente la de esfuerzos- y disminuye la predisposición a sufrir de prolapso vaginal.

Es un procedimiento de consultorio que tarda alrededor de 20 minutos, no es doloroso y su efecto se prolonga por 12 meses aproximadamente.  Incluye tres sesiones de tratamiento con láser, con un espacio de cuatro semanas entre una y otra.

Se puede realizar en conjunto con el blanqueamiento vulvar y/o anal, sin ningún riesgo adicional e iguales recomendaciones.

Los estudios clínicos realizados han demostrado que se trata de un procedimiento eficaz, fácil de realizar y seguro, con porcentajes de éxito superiores al 85%.

Comparte este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
Bases Físicas del Láser
Descarga Gratuita

E-book Bases Físicas del Láser

Una guía completa para comprender la ciencia detrás de la herramienta y sus aplicaciones

¡Inscríbete!

RECIBE 10% DE DESCUENTO POR PRONTO PAGO

No pierdas la oportunidad de entrenarte junto a los mejores profesionales de la Ginecología Estética. Solamente son 10 participantes y  la oferta pronto pago finalizan en:

Días
Horas
Minutos

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.