Tratamiento del síndrome de hiperlaxitud vaginal.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

El tensado vaginal con láser es un procedimiento para combatir el síndrome de hiperlaxitud vaginal o relajación vaginal.

Es de carácter no quirúrgico (no invasivo) que contrae las fibras colágenas del epitelio (mucosa vaginal), mediante el efecto de calor de la luz láser.

Como resultado, se produce una disminución en el diámetro interno de la vagina, provocando un efecto tensor que mejora el placer íntimo asociado a la fricción.

También conocido como rejuvenecimiento vaginal láser, el tensado vaginal es ambulatorio y tarda alrededor de 20 minutos

Incluye tres sesiones de tratamiento, con un espacio de cuatro semanas entre una y otra.

No es doloroso, no produce molestias (antes ni después) no corta tejido ni tampoco requiere tiempo de recuperación. El efecto de un tensado vaginal se prolonga por 12 meses aproximadamente.

El tensado vaginal se puede realizar en conjunto con el blanqueamiento vulvar y/o anal, sin ningún riesgo adicional e iguales recomendaciones.

Otros beneficios importantes asociados es que corrige la incontinencia urinaria –  especialmente la de esfuerzos- y disminuye la predisposición a sufrir de prolapso vaginal.

¿Cómo se hace el tensado vaginal?

Con la paciente en posición ginecológica, un cabezal especial que trae el láser responsable de emitir la onda de luz en 360°, en toda la superficie de la mucosa vaginal y el introito vaginal.

Cursos Ginecoestética Edición 42

Esto ocasiona una retracción de la mucosa con el fin de disminuir su diámetro, así como la estimulación del colágeno y la elastina, favoreciendo el trofismo de la mucosa vaginal y aportando un efecto de rejuvenecimiento.

La pieza de mano del equipo es un robot programado previamente, por lo que casi no hay intervención humana, lo que elimina el riesgo de error de manipulación.

Procedimiento altamente exitoso

Los estudios clínicos realizados han demostrado que el tensado vaginal es un procedimiento eficaz, fácil de realizar y seguro, con porcentajes de éxito superiores al 85%.

Es una alternativa para cuando el nivel de relajación de la pared vaginal provoca molestia, “discomfort” sexual o afecta la relación de pareja.

El tensado vaginal está indicado para aquellas mujeres que han sido sometidas a histerectomías y suelen sentir como un vacío en el fondo de su vagina.

Los partos, las variaciones de peso, la alteración del colágeno y elastina de la piel, el envejecimiento natural y la disminución de los niveles hormonales de estrógeno también causan hiperlaxitud vaginal.

Comparte este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
Bases Físicas del Láser
Descarga Gratuita

E-book Bases Físicas del Láser

Una guía completa para comprender la ciencia detrás de la herramienta y sus aplicaciones

¡Inscríbete!

RECIBE 10% DE DESCUENTO POR PRONTO PAGO

No pierdas la oportunidad de entrenarte junto a los mejores profesionales de la Ginecología Estética. Solamente son 10 participantes y  la oferta pronto pago finalizan en:

Días
Horas
Minutos

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.