Factores que atentan contra la salud sexual femenina

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

La salud sexual en la mujer es un estado de bienestar físico, mental y social con relación a la sexualidad.

Contempla derechos sexuales de las mujeres, que deben ser respetados, protegidos y ejercidos de manera libre y segura.

En el caso de las mujeres, hay ciertos factores que atentan contra el disfrute de una salud sexual plena.

Los hay desde los orgánicos, relacionados con ciertas patologías –tratables en su mayoría- hasta los psicológicos derivados de situaciones de discriminación y violencia.

Repasemos los principales factores que atentan contra la salud sexual femenina.

Factores Emocionales: 

La salud sexual femenina se ve afectada por factores de origen mental o emocional como: estrés, depresión, ansiedad, recuerdos de abuso sexual, acoso o violación o cualquier otro que sea lesivo para la autoestima o la propia imagen corporal.

Factores Físicos y orgánicos: 

Son muchos los factores de tipo orgánico o funcional que pueden alterar la salud sexual femenina. Podemos mencionar: la fatiga, la disminución de hormonas sexuales (progesterona o testosterona), incontinencia urinaria de esfuerzo, síndrome de relajación vaginal, sequedad vaginal asociada o no al envejecimiento, enfermedades no infecciosas (diabetes, artritis), cirugías y muchos otros trastornos médicos (neurológicos, cardiovasculares, nefrológicos, urológicos, etc.) que pueden producir o agravar las disfunciones sexuales.

Factores Socioculturales: 

Estos devienen del entorno y círculo social e incluso del marco cultural y religioso que fomentan ciertas creencias y estereotipos de la sexualidad. Abarca la coacción, censura, discriminación y violencia, así como prejuicios, expectativas irreales y desconocimiento de la propia anatomía y fisiología sexual. También inciden las dificultades económicas en la familia o el bajo nivel educativo.

De la relación con la pareja: 

Distanciamiento afectivo, resentimiento, aburrimiento, decepción, mala comunicación, terceras partes, etc.

Dificultades sexuales de la pareja: 

Incompetencia técnica, eyaculación rápida, disfunción eréctil, etc.

Como conclusión:

Los factores físicos y orgánicos difícilmente se presentan de manera aislada. Casi siempre responden a una coexistencia con factores psicogénicos, que afectan la calidad de vida, dando lugar a una problemática psicológica.

Para evitar que esto suceda, siempre es recomendable que atendamos a nuestras pacientes tomando en cuenta los diversos factores que pueden influir en su salud sexual.

Comparte este artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email

¡Inscríbete!

RECIBE 10% DE DESCUENTO POR PRONTO PAGO

No pierdas la oportunidad de entrenarte junto a los mejores profesionales de la Ginecología Estética. Solamente son 10 participantes y  la oferta pronto pago finalizan en:

Días
Horas
Minutos

Esta página web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación.